';
Las Nuevas Masculinidades
logo junta de andalucia
logo ministerio presidencia
logo pacto de estado
Las nuevas masculinidades por Erik Pescador

LAS NUEVAS MASCULINIDADES

Nuestra Escuela recibió el pasado jueves 6 de febrero la visita de Erick Pescador Albiach, sociólogo y sexólogo, que compartió –con el profesorado, por la mañana, y con el alumnado, por la tarde- sus reflexiones y estudios en torno a las nuevas masculinidades, que no es otra cosa que “repensarse como hombre”.

“¿Cómo es ser un hombre de verdad?” Aquí hay una revolución por librar para responder a esta pregunta y dotar la respuesta de un contenido profundo, liberador e igualitario.

Erick Pescador cuenta que cuando plantea la cuestión a los adolescentes casi todos se refieren a la fuerza, el poder o la virilidad…, pero sobre todo se centran en señalar lo que es no-ser un hombre, y en definitiva un hombre es no-ser mujer.

Todavía no se les ocurre pensar que ser hombre pasa por decidir por sí mismo, por ser un hombre cabal y por cuestionarse la estructura social en la que estamos atrapados desde hace 4000 años.

Se llama modelo heteropatriarcal, se basa en la jerarquía masculina y ha marcado la relación de género en una dirección muy clara en los últimos cuatro milenios. A este modelo se han enfrentado las cuatro olas –tan diferentes entre ellas- de feminismo, al que se deben tantas conquistas hoy asumidas pero inicialmente revolucionarias como el sufragio universal.

La esperanza de vida del hombre es 5 o más años inferior a la de la mujer. ¿Por qué? ¿Por constitución fisiológica? No. La explicación es que el hombre se expone más a la violencia, se cuida peor, hace mal uso de su vida. Las aseguradoras han tenido en cuenta este hecho.

El hombre es cuatro veces más dependiente que la mujer: ¿cuántos hombres viudos se desenvuelven por sí mismos únicamente? ¿Y mujeres viudas? ¿Cuántas chicas murieron en el demencial juego del balconning en 2019? Cero. Los resultados de los estudios sobre el riesgo masculino arrojan conclusiones muy reveladoras.

Erick Pescador afirma que la igualdad substancial no existe, y que por el momento a la escuela solo han llegado atisbos, destellos o gestos, pero que es “un inédito viable”. Por ello, uno de los movimientos a los que pertenece, MenEngage, también quiere comprometer en este aprendizaje, junto a los hombres, a los niños.

El sociólogo ha hablado también de ACVE, una Asociación para la Creación de Vínculos de Equidad, y sobre todo, del Proyecto Ulises, un programa coeducativo que alcanza los 20 años de existencia el próximo mes de septiembre y cuyo objetivo es la prevención de la violencia machista desde las sexualidades, las masculinidades y el aprendizaje del cuidado y del buentrato –y no es una errata: Erick Pescador quiere contraponer el buentrato, el bientratar y el buentratador al maltrato, el maltratar y el maltratador.

Aboga por el desarrollo del cuidado, por una ética del cuidado sin más adjetivos: donde hay cuidado (en la crianza, en el aula, en la familia…) no hay violencia. E igualmente aboga por la construcción de identidades libres donde las sexualidades se entiendan desde el cuidado y el placer, desde el consentimiento y el deseo, y en modo alguno desde la dominación del cuerpo ajeno, como una forma de poder y de refuerzo de la identidad masculina.

Erick Pescador se ha referido igualmente a dos peligros que acechan a nuestros jóvenes –y no tan jóvenes-: los videojuegos y la pornografía. Videojuegos como la serie de GTA 2003 y God of war establecen una forma de relación con el entorno humano basada en la más brutal violencia. Con la ley violencia de género –y los recursos económicos-, toda esa batería de videojuegos violentos podría ser sacada del mercado.

Respecto a la pornografía, en la que los niños de hoy se inician desde los 9 años a un simple golpe de tecla, representa el segundo negocio mundial tras el de las armas. El 80% de los contenidos de internet son pornografía, y en lo que se refiere al modelo de relaciones sexuales lo que muestra es la violencia, la cosificación de la mujer y la invisibilidad de la sexualidad femenina. Y esa es, salvo honrosas excepciones, la (mala) educación sexual que reciben nuestros jóvenes.

Para quienes deseen profundizar, pueden googlear el nombre de Luis Bonino, quien trata de muchas formas de micromachismos. ¿Qué es la carga mental? ¿En qué consiste? ¿Y sobre quién recae en la mayoría de los casos?

También es importante identificar y desmontar el igualismo, concepto en el que se apoya la teoría negacionista de la violencia de género. “Todo es igual: hay hombres violentos y violadores, sí, pero es que también hay mujeres violentas o violadoras…”. Se puede aplicar el método de la fotobiografía a reflexionar sobre los estereotipos sexistas que se han dedicado a vender cualquier producto o moda poniendo delante los atributos sexuales femeninos.

Y como última pista de aprendizaje y de reflexión sería interesante recuperar el documental del año pasado realizado en un colegio del barrio madrileño de Orcasitas titulado «Ni superhéroes ni princesas» y que analiza estereotipos, convencionalismos y prejuicios sobre la falta de igualdad entre niños y niñas.

Porque la verdadera revolución en este ámbito consistiría en que cada hombre lograse ser cada vez más consciente de su identidad y menos de lo que la presión social le marca; que lograra hablar de sexualidad, de deseo, de vida, de crianza, de libertad, de oportunidades laborales y de corresponsabilidad… sin temor a hacer saltar por los aires los cimientos que 4000 años de heteropatriarcado han construido para elevar un pedestal masculino en el que no caben las mujeres.

En el encuentro de nuestro invitado con el alumnado, la proporción por sexos era de 23_________ frente a 5____________. Os dejo completar la frase.

José Antonio Ramos Pérez, Jefe DACE

eoialcal

There are 2 comments on this post
  1. Jose
    febrero 12, 2020, 11:53 pm

    Hi,

    Really interesting lecture on new masculinities on behalf of Erick. We hope you (we) have learned something new about this important topic.

    Jose

  2. José Antonio Ramos Pérez
    febrero 18, 2020, 7:20 pm

    Les médias généralistes ont émis ces deux derniers jours des reportages saignants qui nous rappellent le douloureux fléau social de la violence faite contre les femmes. Ces témoignages, qui passent parfois inaperçus au milieu du prime time ou la peopolisation / l’enfantillage de la vie quotidienne, deviennent une sorte de militantisme et contribuent à mettre en question les valeurs d’une société mondialisée qui se veut avancée mais où on assiste, malheureusement, tous les jours à des féminicides qui nous concernent tous:

    1. En portada: Mauritanas. En Mauritanie, les cas de violence à l’égard des femmes ont augmenté ces dernières années, selon les organisations civiles qui ont dénoncé cette réalité dont des voix féminines étalent les conséquences dans cette république islamique.
    http://www.rtve.es/alacarta/videos/en-portada/portada-mauritanas/5508179/

    2. Onda cero: Marta García Aller se fait écho du bilan de victimes des violences machistes dans l’état mexicain de Veracruz, 8 millions d’habitants : 157 femmes assassinées en 2019
    (https://www.ondacero.es/programas/mas-de-uno/audios-podcast/espana-madruga-sanchez-y-casado_202002185e4b9d760cf29addff2b0ee7.html), minute 9’21». La violence à l’égard des femmes a augmenté ces 5 dernières années de 137%.

    3. La violence contre les femmes a pris un dernier et terrifient visage à Mexico DF où une fillette de 7 ans, Fatima, s’est vu torturer et assassiner après avoir été kidnappée à la sortie de son école : https://www.ouest-france.fr/monde/mexique/mexique-l-assassinat-de-fatima-7-ans-provoque-l-indignation-6742415

    Quel est le genre de société que nous avons bâtie ? Qu’est-ce que nous allons léguer aux nouvelles générations ? Comment s’y prendre pour surmonter ce fléau social ?

    José Antonio Ramos Pérez, profesor de francés

Envíanos tu opinión